El Turismo ha muerto ¡Viva el Turismo!

Por: Lic. Demian Campos Varela, Consultor del PI Institute experto en Turismo


Tras un año de absoluta catarsis, gracias a las vacunas, la implementación de estrategias sanitarias, la concienciación de la población y el aumento del conocimiento de la enfermedad, vemos cómo se acerca el final del túnel. Y, aunque no sabemos qué paisaje encontraremos al otro lado, sí podemos ser optimistas con el panorama.

Los viajeros.

Las personas nos hemos portado bien. Hemos sido responsables y hemos cumplido con todas las exigencias que se nos han ido planteando: limitación de movimientos, encierros, higiene, mascarillas, distanciamiento, etc. Hemos dejado de juntarnos y de salir, sustituyendo la interacción personal por la digital. Aún así, mantenemos la nuestra naturaleza de seres sociales y estamos deseando volver a compartir, viajar. ¡Vivir!

La movilidad

Para poder volver a movernos necesitamos seguridad. Ya sea en forma de protocolos, certificados de vacunación o pasaportes sanitarios. Planificar el viaje pensando que podamos llegar, con la información que requiere cada frontera (local, estatal o nacional), con pruebas médicas que nos permitan ir y venir.

La Unión Europea está ultimando sus pasaportes sanitarios para facilitar el tránsito de viajeros este verano. Muchos hoteles del Caribe están facilitando pruebas PCR gratuitas para evitar que sus visitantes tengan que cumplir cuarentenas a la vuelta a casa. Otra vía ha sido la creación de corredores seguros en los que se garantiza la seguridad sanitaria del cliente.

Los destinos.

Los destinos que han visto la pandemia como una oportunidad de enriquecer su marca, que han pedido paciencia a sus visitantes habituales en pos de fortalecer el vínculo, que han desarrollado estrategias sanitarias activas, que se preocupan por mantener la sensación de disfrute responsable, van a recoger sus frutos en forma de reservas inmediatas.

Entre estás acciones están la adopción de protocolos de seguridad y control, apoyo a las medidas de distancia social e higiene, la informando a la población de qué hacer y cómo actuar, el control de la afluencia de público en atracciones y atractivos.

La economía

La economía se ha visto paralizada en todos los aspectos. Las personas han dejado de mover el dinero. Al no haber movimiento, las personas no han gastado. Las empresas que dependen de los turistas locales o foráneos han dejado de ingresar y, por tanto, los destinos se han contraído. Pero no ha dejado de ser buen momento para reinventarse, ya sea apoyando a la industria sanitaria o facilitando el teletrabajo.

El Turismo

Los datos de búsquedas en internet, de reservas en agencias y el pulso de la calle nos indica que todos estamos deseando volver a salir y juntarnos con las personas que queremos y nos hacían sentir humanos. Todos queremos recuperar esa “libertad” perdida con el virus. Deseamos retornar a nuestros destinos conocidos o visitar esos lugares que teníamos ya en nuestro inconsciente y que quedaron en “pausa”.

Eso sí, el nuevo Turismo viene marcado, sin duda, por la Responsabilidad. La de todos. En la medida que se vaya recuperando la ansiada “normalidad”, todos volveremos a comportarnos como lo hacíamos… o quizás no.

En estos más de 12 meses, hemos aprendido que salir, compartir, viajar son bienes preciados que debemos conservar. Y para ello, deberemos ser conscientes de que no podemos comportarnos como antes. La estrategia de los destinos para protegernos y protegerse a sí mismos, la capacidad de controlar la movilidad para evitar una nueva propagación descontrolada del virus, y la paciencia de los viajeros para saberse controlar y recuperar poco a poco lo perdido serán la clave para volver.

Y Todos queremos volver.



Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn